lunes, 24 de octubre de 2011

Brújula y puntos cardinales

¿Has jugado alguna vez con imanes? Prueba: posiblemente en la nevera de tu casa encuentres unos pocos. Coge dos y acércalos... ¿Qué pasa: se unen o se separan? ¿Conoces algún otro objeto que lleve incorporado un imán? ¿Te has preguntado alguna vez cómo funcionan las brújulas?
¿CUÁNTOS PUNTOS CARDINALES HAY?
Los puntos cardinales son cuatro: el norte (N), el sur (S), el este (E) y el oeste (O, en inglés, W).
¿Sabes que orientarse significa buscar el oriente, es decir, el este o lugar por donde sale el Sol? Si vives en el hemisferio norte y miras al Sol cuando amanece:
  • El este se encuentra frente a ti.
  • El sur está a tu derecha.
  • El oeste se encuentra a tu espalda.
  • El norte está a tu izquierda.

Ahora piensa y responde: ¿Es igual cuando anochece o es justamente al contrario?
Además de estos cuatro puntos cardinales, en las rosas de los vientos se señalan otros cuatro puntos semicardinales: noreste (NE), sureste (SE), suroeste (SO) y noroeste (NO). ¿Sabes que las divisiones pueden ampliarse hasta 16 puntos (este-noreste E-NE...) e incluso hasta 64?
¿PARA QUÉ SIRVEN LAS BRÚJULAS?
Con las brújulas también puedes saber dónde están los puntos cardinales, aunque el cielo esté nublado o sea de noche. ¿Sabías que las primeras brújulas se fabricaron en China en el siglo X? Utilizaban un imán natural, la magnetita, y lo dejaban flotar sobre agua. La brújula se mejoró con el paso de los años y permitió al navegante Cristóbal Colón orientarse sin tener que mirar las estrellas, el Sol...
Hoy, una brújula consiste en una pequeña aguja imantada metida en una caja protectora. Está sujeta al centro de un círculo graduado, llamado limbo, donde aparecen marcados los puntos cardinales. La aguja está sujeta, pero puede girar libremente para orientarse.
La aguja imantada de la brújula reacciona porque la Tierra es como un gran imán con dos polos magnéticos (norte y sur): la aguja siempre señala hacia los polos magnéticos (¡no los confundas con los geográficos!).
  • Los polos magnéticos están cerca de los polos geográficos (norte y sur). Por eso la brújula es un instrumento utilizado para orientarse en la superficie terrestre: te permite conocer en qué dirección se encuentran los cuatro puntos cardinales.
  • Los polos magnéticos cambian de lugar con el paso del tiempo y por eso no coinciden exactamente con los polos geográficos, aunque están muy próximos.

La declinación magnética mide la distancia que hay entre los polos magnéticos y los geográficos. Búscala en los márgenes de un mapa topográfico. Aunque, piensa que, cuando te encuentras lejos de los polos, esta distancia tiene poca importancia, y es como si la brújula señalara la dirección de los polos geográficos.
¿POR QUÉ LA BRÚJULA SE UTILIZA CADA VEZ MENOS?
Las brújulas son manejadas por personas que practican senderismo, montañismo, ciclismo de montaña, aviación deportiva, barcos veleros... La mayor parte de las veces utilizan la brújula y otros sistemas para orientarse, como pueden ser los mapas, los radares, las estrellas, el Sol...
Pero en los últimos años ha aparecido un sustituto que utiliza los satélites artificiales para determinar la posición de un punto de la Tierra (latitud, longitud y ¡altitud!): son los GPS (Global Positioning System en inglés, o Sistema de Posicionamiento Global en español).
Los aparatos GPS son tan precisos que dan tu posición con un error de ¡unos pocos metros! Funcionan con una red de satélites artificiales (al menos tres) que están continuamente girando alrededor de nuestro planeta.
Este sistema surgió para que las naves militares estadounidense realizaran trayectos más seguros. ¿Has oído hablar del sistema Galileo? Es parecido al GPS, pero el proyecto es europeo.
Gracias al sistema GPS también se realizan mapas más precisos. Y habrás visto mensajes similares a éste en anuncios de automóviles: ‘Vehículo con sistema de navegación incluido. Este sistema de navegación consiste en un pequeño receptor GPS (que nos dice en todo momento dónde nos encontramos) y un pequeño ordenador que lleva incorporados mapas de carreteras y planos de ciudades. Si se le marcan bien los datos y las coordenadas, ¡el ordenador te indica el rumbo e, incluso, en qué calles o cruces debes girar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada